Los beneficios empresariales al obtener un apilador manual

Posted by in Empresas y negocios

El funcionamiento de un negocio significa tomar decisiones difíciles día a día, siendo uno de estos dilemas el decidir si es necesario o no, invertir en nuevos equipos y saber traducir los beneficios potenciales contra el gasto y otras consideraciones importantes que marcan un presupuesto.

¿Qué es un apilador manual?

Un apilador manual es un instrumento muy común en almacenes, fábricas y otros lugares de trabajo en todo el mundo. Sin embargo y si tu empresa no tiene todavía uno, ¿merece la pena hacer un gasto extraordinario en tu presupuesto y pedir una de estas herramientas para el trabajo?

El primer paso es decidir si tu negocio sería capaz de tener un apilador o más bien una flota de los mismos, dependiendo de las circunstancias, ya que por lo general, los apiladores se utilizan en una amplia gama de industrias y sectores, por lo que si tienes que movilizar tus equipos y otros bienes de un lugar a otro, entonces lo ideal es un apilador de buen rendimiento, rápido y que te permita productividad.

En una época donde el tiempo es dinero, este es un punto importante cuando pensamos en la mano de obra.

Uso de los apiladores manuales

uso de los apiladoresTen en cuenta cómo tus márgenes de beneficios aumentarían en determinado tiempo o cuán beneficioso sería que los productos llegasen de la planta de producción a los clientes a un ritmo más rápido.

¿Cuáles serían los beneficios para tu negocio si las paletas o bloques de mercancías o materiales se pudieran trasladar de un punto A al punto B en mayor cantidad y en plazos más cortos?

Un apilador manual puede ser beneficioso cuando se tienen paletas de ciertas dimensiones para mover y las cantidades no son enormes. Los apiladores manuales tienen la ventaja de ayudar a un operario humano por lo que es menos agotador para mover materiales de un lugar a otro.

La simple adquisición de un apilador manual puede beneficiar a los trabajadores de los problemas comunes de dolor de espalda a menudo asociados con la elevación repetida de cargas pesadas y con un coste estimado de negocio de alrededor unos  12 mil millones de euros al año por días de enfermedad y la pérdida de la productividad.

Apiladores manuales y eléctricos

Tienes también la opción de los apiladores eléctricos que te dan beneficios adicionales, haciendo que sea más fácil mover cargas más grandes con un esfuerzo mínimo. Una vez más, esta capacidad para acelerar la movilidad de los materiales puede aumentar la productividad de toda la empresa, dando lugar a ganancias financieras en todos los sentidos.

Pero el único inconveniente de las apiladoras eléctricas como una solución para la manipulación de materiales es que es importante tener en cuenta que los operadores necesitan de un cierto grado de formación, siendo el coste de esto relativamente pequeño, pero los exámenes teóricos y manuales te dan la tranquilidad de que el equipo será utilizado correctamente y tendrá una mayor vida útil.