¿Qué es el servicio de housekeeping para hoteles?

Posted by in Empresas y negocios

Uno de los aspectos de mayor importante en los hoteles es la limpieza, y es que espacios bien desinfectados y organizados, mejoran el confort de los huéspedes, y favorece la imagen sobre la marca.

Por tal motivo, el servicio de housekeeping representa una gran alternativa, para que los hoteles cubran las necesidades de limpieza de forma óptima y eficiente.

¿De qué trata el servicio de housekeeping para hoteles?

El término en inglés “housekeeping” significa “administración de la casa” en español. Aunque se relaciona principalmente con el hogar, ahora se utiliza con frecuencia en el vocabulario profesional en el sector hotelero.

Housekeeping para hoteles

Es una de las áreas de mayor relevancia del hotel, tanto a nivel estratégico, como en el número de empleados.

Los hoteles tienen la oportunidad de crear un departamento de housekeeping que les permita mantener en buenas condiciones y en total disponibilidad, la oferta de las habitaciones y espacios de los hoteles.

Sin embargo, la otra opción es contratar un servicio especializado en housekeeping, capaz de ofrecer soluciones a medida.

El servicio se encarga de organizar las habitaciones y las zonas públicas de los hoteles, asegurando la máxima limpieza, orden y mantenimiento, para ofrecer a los huéspedes un ambiente más confortable y agradable.

También cubre las tareas de lavandería de las sábanas, cortinas, manteles, y demás ropa textil empleados en los hoteles. Entre sus responsabilidades se encuentra cubrir distintas tareas que demanden los hoteles, con respecto a la distribución, o al servicio de habitaciones.

Un servicio especializado se adapta a las necesidades de los hoteles, y buscan ofrecer la mejor atención a los huéspedes durante su estancia, para que se sientan igual que en casa.

Una figura de gran importancia

En el servicio de housekeeping, existe una figura encargada de la gestión organizativa de la atención. La figura de gobernanta o housekeeper es la responsable del uso de esta zona en los hoteles.

Se requiere de una figura con experiencia y profesionalidad, dado que cubre un aspecto fundamental relacionado con la imagen que perciben los clientes sobre los hoteles, la cual se crea por medio de la higiene física de las estancias, y de la estética.

La housekeeper se encarga de delegar las responsabilidades de limpieza, higiene y mantenimiento, ocupándose de gestionar al variado personal para que se cumplan con los objetivos de los hoteles.

Entre las responsabilidades que encargará a los empleados, se encuentra la conservación de la ropa de cama o el mobiliario, por ejemplo.

De igual manera, tiene la función de proporcionar los materiales, equipos, o utensilios necesarios para las diferentes tareas, con soluciones capaces de cubrir la demanda de limpieza de los hoteles.

En este último punto, el control del inventario, la organización del personal, la planificación de los horarios y la gestión del rendimiento, son fundamentales para ofrecer un servicio de limpieza de primera calidad.

La gobernanta tomará en cuenta la entrada y salida de los clientes, la disponibilidad del equipo de trabajo y la frecuencia de limpieza, para planificar el uso de los recursos de forma óptima.

Para cumplir con la mayoría de sus funciones, la gobernanta puede usar un software de gestión que permita una coordinación óptima con los demás departamentos de los hoteles.

También facilita el uso de los documentos físicos y telemáticos, como los informes de inspección, de pedidos, de objetos perdidos o de pisos, por ejemplo. Además, el uso del software mejora la capacidad de respuestas ante improvistos, ofreciendo una solución más positiva y eficiente a los hoteles.

La digitalización del departamento de housekeeping de los hoteles es de gran utilidad, para optimizar una gestión de vital importancia para su crecimiento en el sector hotelero.

Uno de los motivos es que agiliza la comunicación entre los empleados encargados de la limpieza y mantenimiento, permitiendo recibir información en tiempo real que favorezca sus tareas. Gracias a esto, se reduce el tiempo de respuestas, consiguiendo resultados excelentes con más eficacia.

La gobernanta puede planear las tareas diarias con más facilidad, asignando las habitaciones a los empleados del departamento de limpieza, o bien, realizar cambios rápidos durante la jornada para incrementar la productividad.

Al tener acceso continuo a la información, esta puede conocer el estado de las habitaciones en todo momento, permitiendo que asigne tareas de limpieza en las más importantes, agilizando el trabajo para obtener mejores resultados.

Ventajas de un servicio housekeeping profesional

La contratación de un servicio profesional genera mayores ingresos a los hoteles, dado que un ambiente limpio y desinfectado, beneficia la experiencia de los huéspedes, provocando que vuelvan a los hoteles, o los recomienden a sus conocidos.

Una buena imagen en el sector hotelero es esencial para ser la primera opción de los huéspedes, por lo que es importante mantener una limpieza y mantenimiento óptimo en las estancias.

También ofrece mayores garantías con respecto a la conservación de la propiedad, dado que supervisa que las áreas comunes y públicas, así como las habitaciones y los mobiliarios, se mantengan en buen estado, reportando posibles desperfectos o daños que se puedan reparar de inmediato.

Su experiencia en limpieza y mantenimiento, permite tener los espacios más limpios con menos esfuerzo y tiempo, logrando óptimos resultados con menos recursos.